09 ago, 2022

Más de 150 rutas en bici desde los campings de Navarra

El cicloturismo es la opción perfecta para explorar una región. Te permite combinar la práctica deportiva con tu pasión por viajar, acceder a todos los rincones y es una apuesta por la movilidad sostenible.

Blog

Navarra cuenta con miles de kilómetros ciclables. A las Vías Verdes, las rutas Eurovelo 1 y 3, los espacios BTT, se suman ahora más de 150 rutas que parten desde los campings de Navarra.

Tanto si eres de gravel, como si lo tuyo es la BTT o la bicicleta de carretera, ¡cerca de una veintena de campings han preparado para ti la opción de ruta perfecta! Desde ellos, podrás realizar recorridos de las 3 modalidades, ¡3 de cada tipo por cada camping! ¿Y qué es lo mejor? Que todos ellos poseen estaciones de autorreparación y, en algunos, tendrás también a tu disposición taller y autolavado para poner a punto tu bici.

¿Qué te parece la idea de combinar tu pasión por las dos ruedas con alojarte en mitad de la naturaleza? Toma nota de las diferentes zonas en las que disfrutar en vacaciones de tu deporte favorito mientras lo alternas con otras actividades en la naturaleza.

Pirineo y montaña de Navarra sobre ruedas

El Pirineo navarro es uno de los entornos naturales de mayor valor ambiental de todo el país. Un lugar único para conectar con una naturaleza y una cultura que han sabido conservar su esencia y autenticidad. En Navarra, se hallan las montañas más suaves de todo el Pirineo y ello las convierte en un escenario perfecto para ir con tu bici. Por ello, además de accesibles e ideales, estos montes son un gran reclamo para el cicloturismo.

Si te van los retos, en esta zona encontrarás 4 campings y sus correspondientes rutas para pedalear mientras respiras el aire fresco de las montañas. Se trata de los campings de Ariztigain en Sunbilla, Baztan en Erratzu, Osate en  Ochagavía / Otsagabia y Urrobi en Auritzberri/Espinal.

Aprovecha las rutas para conocer valles tan idílicos como Baztan, pueblos pintorescos que se encuentra a un paso de la Selva de Irati, y acércate desde Auritzberri/Espinal a Orreaga/Roncesvalles, puerta del Camino de Santiago en la Península Ibérica.

Cuenca de Pamplona, también en bicicleta

Un poco más al sur, llegamos a Pamplona y, aunque no lo creas, el camping también es una buena opción para alojarte si visitas la capital navarra. En ella te esperan un sinfín de planes culturales, un paraíso gourmet, zonas verdes, el Paseo Fluvial del río Arga y jardines que podrás recorrer y disfrutar en bicicleta. Camina sin prisa por los paseos de ronda de sus murallas declaradas Patrimonio de la Humanidad. Admira las calles empedradas y las fachadas coloridas de su bonito Casco Viejo. Entra a comprar en sus tiendecitas, algunas de ellas con vidas centenarias. Y, cómo no, déjate guiar por tu olfato y alegra tu paladar con los deliciosos pinchos que se exhiben en las barras de la hostelería local.

Como ves, tienes ante ti un planazo que te permite combinar el cicloturismo y el turismo de ciudad, si te alojas en el camping Ezcaba a escasos kilómetros de esta población.

Sakana, Plazaola y Basaburua, las rutas para los más intrépidos

Este es un territorio donde la naturaleza se muestra exuberante y, por ello, hace las delicias de los senderistas y los amantes de la bici. En él, encontrarás no solo la Vía Verde del Plazaola, sino también la Ruta Eurovelo 1, una ruta que atraviesa toda Europa y que entra en Navarra por la Vía Verde del Bidasoa.  

La Sakana y Plazaola son lugares ideales en caso de que visites Navarra en época de calor. Las suaves temperaturas por la influencia del mar Cantábrico y sus frondosos bosques te lo pondrán muy fácil. Pasea entre robles, hayedos y nacederos desde de los campings de Aralar en Lekunberri,  Etxarri en Etxarri Aranatz y Arbizu en la localidad del mismo nombre.

Los imprescindibles en la zona son: la cueva de Mendukilo, el Santuario de San Miguel de Aralar, un joyita del románico ubicada en un mirador natural a más de 1200 m y degustar el tradicional queso de leche de oveja latxa con D.O. Idiazabal.

Tierra Estella, el paraíso del cicloturista

Tierra Estella tiene una de las ofertas más interesantes de campings y rutas ciclables de Navarra. Sin duda, la calidad de sus espacios naturales, un paisaje salpicado de patrimonio histórico y una tierra plagada de vino y gastronomía conforman un territorio excelente para los cicloturistas más exigentes. Los campings en la zona son:

A través de todos estos caminos, te irás encontrando con los tesoros que alberga esta zona de Navarra: el Nacedero del Urederra (un impresionante río de aguas turquesas), el casco antiguo medieval de Estella-Lizarra, antiguos monasterios (como Irantzu e Iratxe), y el pantano de Alloz (un embalse de color azul intenso en el que podrás practicar múltiples actividades acuáticas).

Zona Media y Ribera, patrimonio natural e histórico entre pedales

Las rutas de esta área de Navarra son ideales para apartar la vista de la carretera y adentrarte en entornos llenos de historia. Tómatelo con calma porque vas a querer bajarte de la bici cada pocos kilómetros. A medio camino entre las montañas y las llanuras de la Ribera, te espera un palacio de ensueño en Olite donde subir a unas cuantas torres y contemplar las vistas hacia el horizonte. Esta localidad también está considerada como la capital del vino navarro, así que aprovecha la ocasión para visitar sus bodegas y degustar unos de los mejores caldos de esta tierra.

¿Quieres visitar una villa medieval de postal? Entonces, tienes que ir a Ujué. Aquí, tienes la oportunidad de probar sus tradicionales migas de pastor, sus garrapiñadas y exquisitas mantecadas.

Si te atraen estos planes y quieres profundizar más, aquí tienes las rutas que te ofrece el camping de Olite.

En el sur, llegarás a las Bardenas Reales, uno de los territorios más áridos del sur de Europa. Es un entorno natural que impacta y atrae por su rareza geográfica de aspecto lunar y su bello entorno semidesértico. Este Parque Natural declarado Reserva de la Biosfera y protegido por la UNESCO es ideal para pedalear, tanto si tienes experiencia como si te estás iniciando.


Desde el camping de Bardenas, en Villafranca, parten los caminos hasta adentrarte en el auténtico desierto navarro. Y, ya que estás en la Ribera, te aconsejamos reponer fuerzas probando sus afamadas verduras: pimientos del Piquillo, delicados espárragos, alcachofas con jamón... ¿no te apetece venir ya?

>> Descubre aquí todas las rutas de los Campings de Navarra

Nube de Tags: