Turismo gastronómico

Turismo gastronómico

Un auténtico placer para el paladar y el mejor complemento para tu viaje a Navarra

En el norte se come muy bien. Al menos eso dice la sabiduría popular.

Y por aquí estamos de acuerdo ¡cómo nos gusta saborear nuestra gastronomía en casa, en el restaurante o en la sociedad del pueblo, y disfrutar de una buena sobremesa con los seres queridos!

Chuletón de buey a la brasa, sabrosas carnes de caza de ciervo, paloma o perdiz, chuletillas de cordero... Por no hablar de las verduras que son muy saludables y muy de aquí. Tiernas alcachofas, delicados espárragos, borraja, sabrosos pimientos asados o la rica menestra que los mezcla casi todos. Son tan buenas que hasta muchas veces los peques entran al trapo. Como lo oyes...

Y esta cocina la podrás saborear en los bares en forma de pinchos o en restaurantes del más alto nivel, donde consiguen mezclar, con el mejor "savoir faire", tradición y vanguardia. Además, las empresas locales te ofrecen un sinfín de actividades para que te sumerjas en la cultura gastronómica de la tierra desde otro punto de vista ¡hasta una ruta vinícola te espera en el Reyno!

Y no olvides que puedes llevarte nuestros sabores de vuelta a casa comprando txistorra, conservas, vinos, quesos, aceites, dulces y cavas en las tiendas, ferias y mercados de toda Navarra. Muchos de ellos con Denominaciones de Origen, como los conocidos Pimientos del Piquillo.

Así que, si todo esto te suena a gloria y quieres saber más sobre nuestros secretos culinarios, sigue leyendo porque te vamos a dar los ingredientes esenciales de una gastronomía variada y tremenda.

Ruta de pinchos por Pamplona

¡Pues empezamos! Y lo hacemos con una de las tradiciones con más arraigo en la capital del Reyno: irse de pinchos. Verás que Pamplona emana gastronomía en cada rincón y buena muestra de ello son las barras de sus bares. ¿Y cuando es buen momento? Pues aquí lo hacemos a la hora del aperitivo o por la tarde, antes de cenar.

Tanto si pruebas los tradicionales y venerados pinchos de chistorra, fritos de gamba, pimiento o huevo, como si te decantas por la cocina en miniatura con toques creativos, te aseguramos que vas a empezar a salivar con un simple vistazo a la barra.

¿A que siempre te quedas con ganas de más?

¡Vámonos de pinchos!
Ruta de pinchos por Pamplona

Enoturismo en Navarra

Y nos vamos rápidamente a la enología. Porque solo hay que echar un vistazo a nuestras Denominaciones de Origen para entender que esta es una tierra de vinos; cuenta con una propia, la D.O. Navarra, y comparte junto a La Rioja y el País Vasco, la D.O. Rioja. Ambas reconocidas en todo el mundo.

Los viñedos producen tintos, rosados, blancos y dulces... Y ojo, porque Navarra también tiene mucho que decir en el mundo de los espumosos: los magníficos caldos de Mendavia y Viana forman parte de la D.O. Cava

Además, el turismo gastronómico se las ha ingeniado para llevarte hasta experiencias que van mucho más allá de la degustación. Puedes unirte a la vendimia y al pisado de uvas, pasear por viñedos en carreta de caballos, participar en talleres para sacar tu lado más creativo y practicar yoga entre viñedos o cuidarte con una sesión de vinoterapia.

Todo ello sin olvidar las tradicionales visitas con cata a las bodegas.

Descubrir todas las experiencias enológicas
Enoturismo en Navarra
  • Enoturismo en Navarra

    Ruta del Vino de Navarra

    Casi una experiencia religiosa.

    Eso es lo que vas a vivir en esta ruta enológica, que te lleva en un viaje sensorial por el mundo del vino a través de 25 localidades de la Zona Media y la Ribera.

    En ella participan con sus propuestas una cuidada selección de bodegas, bares y restaurantes, agrotiendas y alojamientos.

    Más información sobre la ruta del vino
Y otra estrella: la huerta navarra

Y otra estrella: la huerta navarra

De las tierras del Reyno crece un patrimonio gastronómico en forma de ricas y singulares verduras muy ligadas, cómo no, a la gastronomía local.

La alcachofa, el espárrago, la borraja, el cardo, el cogollo o el pimiento del piquillo son las que más destacan en esta fiesta culinaria.

Pero no son las únicas, porque —fíjate bien—, son 6 Denominaciones de Origen, 6 Indicaciones Geográficas Protegidas y 4 Certificaciones de Calidad los que dan prueba de la excelente calidad de nuestras verduras.

Y con tanta distinción culinaria no es de extrañar que en Navarra se encuentre el pueblo con más denominaciones de origen de España: Mendavia, con 11 certificaciones en tan solo 78 kilómetros cuadrados.

Descubre aquí todas nuestras denominaciones

Experiencias gastronómicas

Porque en Navarra, la gastronomía se celebra más allá de la mesa y el mantel.

Y aquí te invitamos a que te metas en faena en divertidas, didácticas o sorprendentes experiencias de turismo gastronómico.

Te presentamos un variadito aquí debajo y si quieres conocerlas todas haz clic en el botón rojo.

Ver todas las experiencias gastronómicas
Experiencias gastronómicas
  • Experiencias gastronómicas

    ¡A por setas!

    Navarra es un paraíso micológico en el que puedes encontrar boletus diversos, la ilarraka o pardilla, los solicitados perretxikos y hasta la amanita casarea —gorringo—, uno de los hongos más cotizados.

    Y con tal variedad de setas y hongos no es de extrañar que aquí se celebren en su honor diversas fiestas y actividades como, por ejemplo, aprender a recolectar.

    Para ello solo tienes que acercarte al parque micológico de Ultzama o contratar a un guía experto y ponerte a recorrer hayedos y robledales en busca de níscalos, setas de pino o las conocidas como setas de los reyes.

    Y de ahí... directamente a tus fogones.

  • Experiencias gastronómicas

    Aprende a hacer talos

    Un talo es una torta elaborada con harina de maíz tostada, sal y agua, que se cocina a la plancha. Una receta de origen humilde y un bocado sencillo, pero esos que siempre apetecen.

    Sobre todo, si lo acompañas de chistorra, bacon, queso, chocolate, y por supuesto una copa de rico vino navarro. Suena bien, ¿verdad? 

    Pues que sepas que además de degustarlos, en el molino de Amaiur/Maya te enseñan y te hacen partícipe de todo el proceso de elaboración.

    ¿Quién se anima a meter las manos en la masa?

  • Experiencias gastronómicas

    Visita una quesería

    Si eres fan del queso, Navarra es sin duda tu lugar estrella.

    Porque no es solo una, sino que son dos, las denominaciones de origen de los quesos navarros: la D.O. Idiazabal y la D.O. Roncal.

    Y a partir de aquí, ocurre como con el vino: no solo de degustar va la cosa.

    Expande tus miras y acércate a una quesería para conocer de cerca el proceso de elaboración de estas delicias lácteas.

    Y, si te atreves, puedes elaborar un queso con tus propias manos o incluso acompañar a un pastor al monte para que te desvele los secretos del pastoreo.

  • Experiencias gastronómicas

    Vive una trufa-experiencia

    El mundo de la trufa te espera en la temporada de invierno.

    Un hongo de olor y sabor muy peculiar ante el que se descubren los más afamados cocineros y que se esconde bajo la tierra navarra en los meses más fríosY para hacerle los honores qué mejor que acercarte al Museo de la Trufa de Metauten, muy cerquita de Estella-Lizarra.

    Allí descubrirás todos los secretos de este exquisito hongo, degustarás productos trufados o participarás en una cata de vinos de la tierra. Y de la mano de un experto trufero pasearás por truferas, verás una exhibición de adiestramiento de perros o recogerás la trufa en plantación.

    ¡A ver quién ve primero la mosca de la trufa!

  • Experiencias gastronómicas

    Endúlzate la vida en una mielería

    Y conoce de primera mano cómo se elabora este rico producto autóctono de inicio a fin.

    La visita empieza con un recorrido por el colmenar —con el equipamiento adecuado— donde verás cómo se extrae la miel y descubrirás la importancia de las abejas para nuestro entorno.

    Te muestran también el proceso de envasado y la elaboración de productos derivados como velas, jabones y cosméticos. Y si quieres, hasta podrás volver con ellos a casa.

    ¿Y dónde sumergirse en este curioso mundo? Tienes dos opciones; la Casa Museo de Apicultura Ezkurdi de Eltso, un pueblecito del Valle de Ultzama, o al aula de apicultura del Ecomuseo de Orísoain.

  • Experiencias gastronómicas

    Una visita con mucho salero

    En Salinas de Oro, que de algo le viene el nombre, se encuentran dos de las pocas salineras con agua de manantial que existen en el mundo: las salineras Gironés y Nuin Eraso.

    En la visita conocerás de dónde procede la sal con la que ponemos sabor a nuestras cocinas y los secretos de su extracción artesanal.

    Además, durante el recorrido vas a recibir buenos consejos sobre cómo usar la sal con fines terapéuticos, cuál es su papel en nuestra salud y qué nos aporta este humilde mineral.

    Al final de la jornada te espera —si quieres— una cata de diferentes sales. Quién diría que el sabor de la sal podía variar... 

¿Qué se cuece en cada zona?

¿Qué se cuece en cada zona?

Navarra es la región española que cuenta con mayor variedad de climas y paisajes y esto nos ofrece una gran variedad de productos con la mejor materia prima que ostentan 15 certificaciones de calidad ¡no está nada mal! 

Si, además, se cocinan con un recetario lleno de matices e influencias de las cocinas vasca, riojana, aragonesa y francesa que la han ido enriqueciendo a lo largo de los siglos, se puede escribir la carta del mejor restaurante. ¿Ponemos en marcha las papilas gustativas?

  • ¿Qué se cuece en cada zona?

    En las montañas del norte, el Pirineo

    El norte es sinónimo de montaña, de ríos, de bosques y de verdes valles. El escenario ideal para una ganadería autóctona que nos brinda deliciosos chuletones y las costillicas de cordero, carne de pato y caza (prueba en temporada la paloma, la perdiz o el ciervo), y truchas y salmones de río.

    Del bosque también las setas y hongos variados, y de las huertas, las alubias negras que tanto apetecen en invierno. Y no nos vamos a olvidar de los derivados lácteos: quesos con D.O. Roncal e Idiazabal, la cuajada y esa repostería artesana... ¿Te vas a ir sin probar los canutillos, la deliciosa goxua o las tortas de txantxigorri?

  • ¿Qué se cuece en cada zona?

    En el entorno de la capital, Pamplona

    Pamplona cocina todos los aromas de Navarra, desde las verduras de la huerta del Ebro hasta los guisos de la montaña. Y en su versión más tradicional o en la más innovadora, porque tienes restaurantes para todos los gustos y bolsillos.

    Y además, como productos específicos de la Cuenca, están el cordero asado, el relleno y la chistorra, una variedad autóctona de embutido fresco que podrás degustar y comprar en mercados y tiendas gourmet.

    Bueno, y ya sabes, no se te ocurra abandonar la ciudad sin irte de pinchos...

  • ¿Qué se cuece en cada zona?

    En la Zona Media, tierra de transición

    La Zona Media, pintada con suaves montañas y campos de cereal, huele a Mediterráneo, a vinos con D.O. Navarra y Rioja, a pan de trigo y a aceite.

    Pero también a tierra que esconde uno de sus tesoros más valiosos, la trufa negra. Y a regadíos donde nacen los Pimientos del Piquillo, los espárragos y las pochas de Sangüesa, a queso trashumante y a rico asado de gorrín.

    ¿Quién se resiste a sentarse a la mesa?

  • ¿Qué se cuece en cada zona?

    En la Ribera, las tierras del sur

    Y para terminar, la Ribera del Ebro, con una increible huerta que esconde bajo tierra o nos deja a la vista muchos pero que muchos tesoros. Hasta han sido alabados por el propio Ferran Adrià.

    Sus oros blancos, rojos, verdes y amarillos son los espárragos, los pimientos y vinos de fama internacional, las alcachofas y cogollos, y su aceite. Con la suerte de que se pueden disfrutar en cualquier momento del año, gracias a su potente industria conservera.

    Como maridaje perfecto, el menú se redondea con los vinos de la tierra.

Y ahora ¡toca degustar!

Después de todo lo que te hemos contado ¿a que apetece sentarse a la mesa?

Ya sabes que la gastronomía navarra es fresca y saludable, tradicional y vanguardista. Y diversa, porque existen opciones para todos los gustos.

Por un lado se encuentran esos restaurantes de tradición que aparecen en las guías nacionales e internacionales más prestigiosas, incluyendo, cómo no, alguna que otra Estrella Michelin.

Por otro, los jóvenes valores que están cosechando poco a poco éxitos merecidos a base de echarle horas, ilusión e innovación a raudales; las tradicionales sidrerías y los asadores especializados en darle ese punto irresistible a carnes y pescados; y uno de lo últimos movimientos, el Slow Food, donde prima el producto local principalmente ecológico y respeto al medio ambiente.

Quiero comer en un restaurante de Navarra
Y ahora ¡toca degustar!
  • Y ahora ¡toca degustar!

    Restaurantes para foodies

    Empezamos con los restaurantes de mayor tradición de la cocina de la región. Esos que dirigen cocineros y cocineras cuya labor ha recibido un merecido reconocimiento.  ¿Sus principales objetivos? El respeto de la identidad gastronómica de Navarra, la innovación y la obsesión de trabajar con la mejor materia prima.

    Consulta los Restaurantes del Reyno.

    Y ahora vamos con otra asociación más reciente que incluye a apasionados de la huerta navarra y de los productos locales, y en cuya lista no solo tenemos a cocineros y sumilleres de renombre sino a jóvenes valores con mucha proyección cuyos logros en diversos certámenes gastronómicos hacen que merezca la pena descubrirlos.

    Pasión, mimo y mucha mucha creatividad a precios muy razonables. ¿Quién se resiste?

    Consulta los restaurantes de Zaldicook

  • Y ahora ¡toca degustar!

    Asadores y sidrerías

    No puedes viajar a Navarra sin vivir otra de nuestras tradiciones más arraigadas: comer en un asador y una sidrería.

    Sí, en ambos. Porque cada lugar tiene su encanto particular. Verás:

    En las sidrerías, sobre todo de enero a mayo, se ofrece un menú muy concreto y con un plato estrella por excelencia: los choricicos a la sidra. Pero hay más: la tortilla de bacalao, el taco de bacalao con pimiento verde, el venerado chuletón y, de postre, el queso con nueces y membrillo. ¡Delicioso! Todo ello regado con la sidra de temporada que te puedes servir a tu antojo desde la propia barrica. 

    Y otra de las elecciones gastronómicas más populares en Navarra es la de comer en un asador, en el que además de carnes a la brasa como chuletones, solomillos, costillas de cordero o gorrín, maridados con un buen vino con D.O. Navarra, nos ofrecen en sus cartas pescados salvajes directamente llegados de las lonjas cercanas. También a la parrilla, podremos degustar sabrosas merluzas, rapes, besugos o rodaballos. 

    Conoce las sidrerías de ciclo completo
  • Y ahora ¡toca degustar!

    Restaurantes Km 0

    En los restaurantes km 0 de Navarra, elaboran sus platos con materias primas de la tierra y de calidad, de origen principalmente ecológico, y producidos en un radio inferior a 100 km. Así es esta cocina.

    Navarra ha sido pionera a nivel mundial en tener la primera Escuela Slow Food en la Granja Escuela Ultzama gracias a la ilusión de sus fundadores, Beatriz y Óscar. Una institución desde la que se promueve la comida buena, limpia y justa.

    La comida de toda la vida, para saborear sin prisas...

    Quiero comer en un restaurante km 0

Para saber todo sobre la gastronomía navarra

En el folleto Catar Navarra está todo recogido.

La gastronomía, el alma de todas las fiestas...

No importa la época del año en que tengas planeado escaparte, porque lo difícil va a ser no encontrarte alguna celebración gastronómica en algún punto de Navarra. Estas son algunas de las más populares, pero hay muchas más.

Otros planes para disfrutar Navarra

Y qué mejor que completar tu viaje de turismo gastronómico en Navarra con algunos de estos planes:

  • Cultura y raíces

    Cultura y raíces

    Vente de viaje al interior del Reyno en que tu curiosidad encuentra su antídoto en un legado cultural verdaderamente exquisito.

  • Wellness y bienestar

    Wellness y bienestar

    Un paseo para respirar aire puro, una sesión de spa o un buen masaje son los mejores aliados para recargar pilas en Navarra.

  • City break

    City break

    El fin de semana da mucho de sí cuando estás en Navarra. Cultura y pinchos van de la mano para ofrecerte lo mejor del ocio más urbano.