Vista en blanco y negro  de Tudela  y del Puente sobre el Ebro

Tudela, la segunda en importancia

Justo después de la capital. Una ciudad con encanto nacida entre la aridez de las Bardenas y el verde intenso de su huerta.

De historia va muy bien, y es que fue fundada en el año 802 bajo el dominio musulmán aunque aquí convivieron durante cuatro siglos musulmanes, judíos y mozárabes, que aportaron un mestizaje cultural que aún hoy se refleja en sus calles. De ahí que forme parte de la Red de Juderías de España-Camino de Sefarad.

Más tarde llegaron los cristianos que remataron la faena convirtiendo la ciudad en una verdadera joya artística. No te pierdas su Plaza de los Fueros, la espectacular catedral, sus iglesias y palacios, pasadizos, murallas y atalayas.

  • Catedral de Santa María y Museo de Tudela

    Es el principal monumento de la ciudad y uno de los más notables de Navarra. Declarado monumento nacional desde 1884, es de estilo gótico y con tres imponentes portadas, entre las que destaca la espectacular Portada del Juicio, mezcla de románico y gótico.

    No te pierdas tampoco su claustro románico, uno de los espacios más ricos a nivel histórico artísitico de la catedral, ni la barroca capilla de Santa Ana, patrona de la ciudad.

    El acceso a estas joyas artísticas es desde el Museo de Tudela, ubicado en el Palacio Decanal junto a la catedral y que además contiene una colección de orfebrería que bien se merece una visita.

    Quiero visitar el museo y la catedral
  • Palacios renacentistas y barrocos

    El Palacio del Marqués de San Adrián es ni más ni menos que el mejor palacio renacentista de Navarra. Y es que tiene un poco de todo: patio de luces, alero espectacular, murales y siglos de historia en la que aparece el mismísimo Goya, que retrató al marqués y cuya obra podemos ver en el Museo de Navarra.

    Un ejemplo barroco a destacar es el Palacio del Marqués de Huarte, sede de la Biblioteca y Archivo Municipal, con una fachada profusamente decorada y una doble escalera imperial, considerada la más bella de Navarra.

    Y por último, la Casa del Almirante, otro edificio renacentista del que curiosamente se desconoce de dónde le viene ese nombre.

    Si quieres conocer estos palacios, no te pierdas la visita guiada monumental por Tudela.

    Más información sobre la ruta del patrimonio de Tudela
  • Museo Muñoz Sola de Arte Moderno

    Si eres aficionado a la pintura, especialmente a las obras realizadas en la segunda mitad del siglo XIX, pásate por aquí. El pintor local César Muñoz Sola, retratista que también cultivó otros géneros como el paisaje, el bodegón y las naturalezas muertas, destaca por su exquisita calidad técnica vinculada al Realismo y del Impresionismo francés.

    Quiero saber más sobre este museo
  • Iglesia de la Magdalena

    Declarada Bien de Interés Cultural —y ya van tres—, conserva una esbelta torre de 3 cuerpos, una de las pocas románicas del Reyno. Su increíble portada también románica, da acceso a un interior en que descubriremos un bonito retablo plateresco.

    Aprovecha para conocer el barrio de la Judería Nueva y disfrutar del entramado de sinuosas callejuelas que giran en torno a la calle San Miguel.

  • Plaza de los Fueros

    De parada obligada, se trata del corazón de Tudela.

    Fue coso taurino, dispone de kiosco central y las fachadas de sus casas muestran escudos de los pueblos de la Ribera. Está presidida por la Casa del Reloj, testigo de excepción de todos los acontecimientos de la ciudad: la Semana Santa o el Baile de la revoltosa, entre otros.  

    ¡Verás qué ambientillo más majo se respira en sus terrazas!

  • Puente del Ebro

    El puente del Ebro es la primera muestra de arquitectura civil medieval que se puede encontrar en Tudela, entrando por la NA-134 desde Pamplona. Cuenta con 17 arcos ojivales de medio punto y 360 metros de longitud y ofrece una de las mejores panorámicas de Tudela. Ha sufrido múltiples remodelaciones para resistir el embate del Ebro, el río más caudaloso de Navarra.

    Su importancia estratégica fue tan grande que Tudela lo tomó como símbolo y blasón de la ciudad.  

  • Mirador el Cerro de Santa Bárbara

    Aunque se puede acceder en coche, te recomendamos hacer el paseo desde el casco antiguo de Tudela hasta el Cerro de Santa Bárbara. Un mirador con increíbles vistas panorámicas a la ciudad, al río Ebro y a las huertas de su mejana.

    Se trata de un yacimiento arqueológico de los más completos de Navarra. Aquí es donde se asentó el primer poblamiento de Tudela, luego llegaron los árabes que construyeron su alcazaba y para terminar los cristianos lo sustituyeron por su castillo. Hoy se mantiene la torre principal sobre el que se asienta el imponente monumento al Sagrado Corazón de Jesús.

    Como ves, este punto de la ciudad tiene mucha pero que mucha miga, así que no te lo puedes perder.

    Quiero hacer el paseo al cerro de Santa Bárbara
  • Torre Monreal

    Antigua torre de defensa del S.XIII desde la que contemplar unas vistas que quitan el hipo.

    Se trata de un edificio hexagonal de ladrillo que conserva de la época medieval el aljibe, un depósito subterráneo destinado a guardar agua potable procedente de la lluvia.

    La última reforma lo convirtió en la primera cámara oscura de Navarra y en un centro de interpretación con paneles explicativos sobre las culturas que han convivido en la capital ribera: la judía, la musulmana y la cristiana. Así que es una visita de lo más aconsejada.

¡Cuántos monumentos hay para ver en Tudela!

Ubica todos estos monumentos en el plano.

Avant Garde Tudela

¿Sabías que Tudela ha sido sede de la Muestra Internacional de Muralismo Contemporáneo?

Gracias a los distintos festivales que ha acogido ahora puedes recorrerla a través de distintas rutas de arte urbano para comprobar cómo algunos rincones poco transitados se han transformado y han cobrado una belleza de lo más singular.

Un plan ideal si te acerca a la capital ribera en familia.

Quiero descubrir el arte urbano de Tudela
Avant Garde Tudela

Otros planes y experiencias en Tudela

Tudela, Capital de las Verduras

Las verduras de Tudela juegan en otra liga.

De la ribera del Ebro llega la reina de la huerta, la "Alcachofa de Tudela" que cuenta con su propia Denominación de Origen. Le siguen los cogollos, espárragos, borrajas, achicorias, cardos y los tomates feos de Tudela, que aunque es verdad que son feos y deformes, la verdad es que saben a gloria.

Y si hubiera que citar un plato estrella, ese es la menestra de verduras, un plato que combina varias de las verduras de primavera.

Podremos hablarte de ellas, pero tienes que venir a probarlas, puedes hacerlo cualquier día del año o durante las famosas Fiestas de la Verdura en primavera. Y por supuesto, pásate por el mercado y llévate una muestra a tu casa.

Más información sobre fiestas, productos y recetas de verduras
Tudela, Capital de las Verduras

Agenda de fiestas y eventos

Otros planes para completar tu visita a Tudela

Si te ha parecido que Tudela pinta bien, echa un ojo a estas otras propuestas porque seguro que también te enganchan y ¿quién sabe? quizás tengas que alargar tu estancia o pensar en volver a Navarra.