19 abr, 2022

5 increíbles bosques navarros que despiertan en primavera

Las nieves del invierno se retiran y la paleta de verdes cubre los bosques navarros invitando a disfrutar del senderismo

Blog

Las nieves se retiran hacia las cumbres de los montes más altos y los bosques que cubren esos montes navarros empiezan a despertar del letargo del invierno para dar paso a la inmensa paleta de colores de la primavera, invitando a disfrutar del senderismo y las actividades en la naturaleza. Hoy seleccionamos alguno de los muchos que se pueden visitar y que tienen una belleza especial en esta época. 

Selva de Irati. Primavera

La Selva de Irati

Siempre a la cabeza de los bosques navarros, la Selva de Irati tiene un atractivo indudable para quienes adoran disfrutar de la naturaleza. Este enorme hayedo abetal tiene una cara muy diferente en otoño que en primavera. La paleta de ocres deja paso a la de verdes intensos y la luz del sol que se filtra entre las hayas se refleja de una manera mágica en el bosque.

17.000 hectareas para descubrir y darte un enorme baño de bosque. ¿Has escuchado alguna vez un pájaro carpintero? Aquí los encontrarás junto a muchas otras especies autóctonas. Puedes elegir si acceder a la Selva del Irati desde el Valle de Aezkoa o desde el Valle de Salazar. Ambos caminos conducen auno de los bosques más grandes y mejor conservados de Europa.

Fábrica de armas de Eugi. Quinto Real. Navarra

El bosque de Quinto Real y la Fábrica de Armas de Eugi

Los hayedos más conocidos quizá sean los de Irati, pero desde luego no son los únicos en Navarra. En el frondoso bosque de Quinto Real la luz también se cuela en primavera de una manera mágica. Y, para aumentar esa magia, te recomendamos visitar las ruinas de la antigua fábrica de armas que había en este lugar y que el bosque ha ido reclamando, ocupando sus arcos y sus edificios con un manto verde y dándole a todo el entorno ese aspecto misterioso que atrapa.

Roble milenario de Jauntsarats

Robles milenarios en Jauntsarats

Si las hayas son mágicas, qué podemos decir de los robles. En Basaburua os encontraréis con los robles milenarios. En un sendero muy fácil que puede hacerse en familia sin problemas, podréis descubrir estos antiguos árboles que han sido testigos del paso del tiempo, disfrutar del despertar de la naturaleza y maravillaros con sus curiosas formas.

Bosque de Leitzalarrea. Leitza (Navarra)

Bosque de Leitzalarrea

En el entorno de Leitza, este bosque esconde el Abetal de Izaieta, protegido como Monumento Natural, ya ves que en Navarra no sólo tenemos monumentos de piedra aunque los monumentos megalíticos diseminados por todo el terreno nos demuestran la antigüedad de la presencia del ser humano en la zona. El bosque es un entorno poco modificado, apartado y precioso en el que descubrirás paneles que te ayudarán a comprender mejor el entorno natural y la explotación sostenible de esta zona para la ganadería y el aprovechamiento forestal, pero también, por ejemplo, para la minería o las antiguas ferrerías de las que también encontrarás vestigios. Poco antes del Abetal podéis descansar en una bonita zona de recreo con mesas y paneles con más información.

Señorío de Bertiz

Bertiz es mucho más que un bosque o, quizá, son varios en uno. Es el primer Parque Natural declarado en Navarra y, por su biodiversidad, es una maravilla con diferentes aspectos en cada lugar: hayedos de ensueño, un bosque de sequoias, un jardín botánico y kilómetros de senderos para pasear y disfrutar de la naturaleza.

Nube de Tags: