10 abr, 2022

5 ideas para disfrutar de las Bardenas en primavera

Blog

¿Sabías que el paisaje de las Bardenas Reales ha protagonizado cientos de videoclips, películas y series? Sus 42.500 hectáreas, declaradas Reserva de la Biosfera por la UNESCO, no te dejarán indiferente. Y si estás leyendo esto y es primavera, estás de suerte porque es posiblemente uno de los mejores momentos para disfrutarlas.

1. Descubrir las Bardenas en segway

Deslizarse en un segway es una manera única de entrar en contacto directo con la naturaleza y el entorno de las Bardenas. Un terreno modelado por el agua y el aire así como una vegetación poco abundante, hacen de este medio de transporte ligero la opción perfecta para recorrerla. En poco tiempo podrás recorrer cualquiera de las rutas y acceder a los rincones más singulares. Y si te sobra tiempo siempre puedes volver a pisar tierra y visitar Tudela.

2. Visitar el Barranco de las Cortinas en familia

¿Te apasiona el senderismo pero viajas en familia? Senderismo y peques no siempre parecen una buena combinación. Para ellos suele ser un esfuerzo mayor y no siempre encuentran la motivación suficiente. Sin embargo llegar al Barranco de las Cortinas es un paseo sencillo y el paisaje es alucinante. Descender al curso del barranco se convertirá en toda una aventura ante sus ojos. 

Si al final de la excursión aún tienen ganas de continuar divirtiéndose siempre podéis acercaros a Sendaviva y disfrutar de animales, espectáculos, atracciones y otros planes para peques y no tan peques.

3. De aventura en 4x4

Las sensaciones que ofrece un 4x4 son únicas como el paisaje de otro planeta de las Bardenas. Si lo que te interesa es conocer los contrastes y los diferentes entornos de esta reserva natural no hay una opción mejor que alquilar un 4x4.  Es la manera más accesible y rápida de llegar de un rincón a otro descubriendo los contrastes y la rareza del entorno.

4. Ruta en bici

Dicen que la libertad que se siente encima de una bici es incomparable. Y vivir esa libertad en un paisaje tan sobrecogedor como el de las Bardenas una experiencia difícil de olvidar. Tanto si viajas con tu bici como si prefieres alquilarla, no tienes excusa para llegar tan lejos como los pedales te lleven.

5. La magia de la Bardena crepuscular

El atardecer es un momento mágico en muchos lugares del mundo pero no en todos es igual de bello. Así que si estás en las Bardenas Reales merece la pena que termines el día aquí porque los últimos rayos de sol no te dejarán indiferente. 

El parque cierra una hora antes del anochecer y la mejor opción es acercarse al Punto de Información de las Bardenas Reales para vivir la experiencia. Si te apasiona la fotografía o deseas ir más allá y vivirlo desde los mejores lugares puedes contactar con guías de la zona. Su destreza sobre el terreno te llevará a descubrir un espectáculo natural  de belleza inigualable.

Nube de Tags: