De pinchos por Navarra

De pinchos por Navarra

Pequeños bocados de grandes sabores en tu barra más cercana

Martes, diez de la mañana. Dos compañeras de trabajo bajan a almorzar. Que tras un café, un pincho de tortilla y una pulga de jamón, los quehaceres se retoman con otra energía.

Viernes, siete de la tarde. Un grupo de amigos se relaja y conversa animadamente mientras recorren "su ruta de fritos" acompañados de vinos de la tierra .Tradición de cuadrilla.

Domingo por la mañana. En las terrazas de la Plaza del Castillo se ven familias, parejas y grupos varios con raciones de rabas, croquetas y pulpo sobre las mesas, y las calles San Nicolás, Mercaderes y Estafeta tienen un ambiente que da gusto. Se ven pinchos de foie, hojaldres, crujientes, delicias de alta cocina con presentaciones de lo más bonitas que vaya usted a saber cómo se llaman, además de los pinchos de toda la vida.

¡Esto es un no parar!

Y es que esto de los pinchos en Navarra, y sobre todo en Pamplona, es sagrado y se practica a cualquier hora. Sin formalismos y sin alargar demasiado las paradas, que lo bueno es buscar un nuevo bocado en el siguiente local.

¿Te animas a probarlo?

Una opción ideal para...

  • Tomarte el aperitivo o comer sin complicaciones

    Tomarte el aperitivo o comer sin complicaciones

  • Mezclarte con los lugareños: estarás en su salsa

    Mezclarte con los lugareños: estarás en su salsa

  • Si eres de las que adora picotear de aquí y de allá

    Si eres de las que adora picotear de aquí y de allá

Pinchos tradicionales versus pinchos innovadores

No hay por qué enfrentarlos pues cada uno tiene lo suyo.

En los tradicionales participas de los sabores de toda la vida y son apuesta rica y segura, y en los innovadores, gozas de la vista, las texturas, los matices y un conjunto de cualidades que los hacen irresistibles.

Todos ellos a pie de barra, sin manteles de lino ni sumilleres elegantes. Que no nos hace falta.

Vamos a abrir boca con una ronda de pinchos clásicos, hmmm...
 

  • Fritos sueltos o en raciones

    Fritos sueltos o en raciones

    Ricos pimientos o huevos —crujientes por fuera y cremosos por dentro—, calamares, croquetas, tigres... Para grupos, mejor pedir raciones.

  • Tortillas, foie y chistorra

    Tortillas, foie y chistorra

    Pinchos de chistorra, tortillas de patata solas o rellenas de jamón y setas, queso, morcilla, ajoarriero... o un delicioso foie. Grandes clásicos acompañados de una rebanada de pan.

  • Pulgas y vinagretas

    Pulgas y vinagretas

    Y bocadillicos de bacon y pimiento, gildas, pulgas de jamón... Pequeños bocados básicos que siempre funcionan.

Y ahora, pinchos sorprendentes por favor

Hablamos de los pinchos «siglo XXI», los pinchos más vanguardistas que han pasado por Reyno. Esos cuyas presentaciones hacen que te dé hasta pena comerlos, esos que no hay forma de recordar ni el nombre ni los ingredientes, y en los que a veces tienen que explicarte el orden para que su degustación impacte de la mejor manera posible en tu paladar. Esos que están tannn ricos...

He aquí algunos ejemplos, pero hay muchísimos más.

¿Y por dónde ir de pinchos en Navarra?

¿Y por dónde ir de pinchos en Navarra?

¿Que por dónde ir de pinchos en Navarra? Pues por cualquier calle, los pinchos aquí son como las hamburguesas en Estados Unidos o las pizzas en Italia. Están omnipresentes...

Cualquier pueblecito que tenga un bar te recibirá, como mínimo, con una jugosa tortilla, chistorra o, croquetas. Y a partir de ahí lo que cada uno considere o sea típico del lugar.

Aun así, el «poteo» está muy arraigado en dos ciudades particularmente aficionadas a los pinchos: 

  • ¿Y por dónde ir de pinchos en Navarra?

     

    La primera, es Pamplona; capital del Reyno y del pincho. Aquí la oferta es enorme, y la tradición algo que salta a la vista en cuanto pisas el centro de la ciudad.

    Las calles típicas por las que salir de pinchos son la mítica Estafeta, San Nicolás, la Plaza del Castillo y las calles circundantes. Aunque en los barrios aledaños también encontrarás zonas o bares en los que la oferta de pinchos está presente.

  • ¿Y por dónde ir de pinchos en Navarra?

     

    La segunda, es Tudela. La capital de la Ribera es famosa por su gastronomía, rica en productos de la huerta y con mucha tradición en esto de salir de pinchos.

    En el casco histórico de la ciudad encontrarás una gran variedad de locales en los que probar clásicos tudelanos como el fajico de la Ribera, el huevo con bechamel o los espárragos rebozados.

Semana del Pincho de Navarra

Semana del Pincho de Navarra

La llegada de la primavera no solo nos trae las flores. Con ella llega también la Semana del Pincho de Navarra, un evento gastronómico en el que durante 10 días, una centena de bares de toda la región compite por elaborar el mejor pincho de alta cocina. Los resultados son muy sugerentes y sería una pena que no los probaras, ¿no te parece?

Disfruta del ambiente de esos días y aprovechar para maridar los pinchos con deliciosos vinos de la tierra. 

Semana de la cazuelica y el Vino

Y es que no solo de pinchos vive Navarra. Los guisos tradicionales son otros platos que nos gusta reivindicar y justo de eso va este evento gastronómico.

De poner en valor las recetas de estofados y pucheros de toda la vida. Los encontrarás en formato aperitivo y servidos en cazuelicas de lo más cucas. Ajoarriero, cochinillo guisado, cordero, chungur…, los clásicos navarros con un toque moderno que seguro que te encantan si eres fan de los platos de cuchara. Y, por supuesto, acompañados de vinos navarros.

Semana de la cazuelica y el Vino

¿Se puede repetir?

Pues claro, aquí hay Navarra de sobra. Y ya que vienes, no te pierdas otros platos fuertes del Reyno:

  • Pamplona

    Pamplona

    Además de probar los pinchos no dejes de pasear por su animado casco antiguo, descubrir sus iglesias medievales, sus murallas y jardines o asistir a un espectáculo. Seguro que no te la esperabas así.

  • Gastronomía navarra

    Gastronomía navarra

    En una sección como esta no podíamos dejar de contarte qué se cuece en los fogones navarros... ¿quieres saberlo?

  • Tudela

    Tudela

    Y conoce otra capital, la de la Ribera. Calles con sabor judío y mozárabe, una catedral impresionante, y la calidez y simpatía de los tudelanos y tudelanas. No te la puedes perder.